Testosterona y Longevidad Saludable

Cada día, tanto mujeres como hombres, nos están consultando por padecer una variedad de síntomas que están afectando su calidad de vida:

  • Fatiga
  • Insomnio
  • Disminución de la memoria y concentración
  • Trastornos del ánimo
  • Piel seca y delgada con pérdida de su elasticidad
  • Celulitis
  • Pelo fino
  • Caída de las cejas
  • Aumento de la grasa abdominal
  • Dificultad en la baja de peso
  • Disminución de la libido
  • Disfunción eréctil
  • Disminución de la masa muscular
  • Autoestima disminuida

¿Cuál es la causa de todos estos signos y síntomas?

La mayor parte de ellos y en su conjunto están relacionados con una reducción de tus niveles sanguíneos de testosterona.

La testosterona es una hormona sintetizada a partir del colesterol y es una de las más importantes para mujeres y hombres, lo cual ha sido ignorado, por su enfoque simplista sólo en la libido y la función sexual.

Más allá de una salud sexual, los niveles óptimos de testosterona son fundamentales para tu salud general, mejor calidad de vida y una longevidad saludable.

Muy pocos médicos están conscientes del rol vital de la testosterona en la salud, no solo del hombre, sino que también de la mujer para su vitalidad y salud sexual.

La testosterona tiene funciones importantes en varios sistemas corporales, tal es así, que muchos órganos presentan receptores para esta hormona como los músculos, corazón, glándula mamaria, cerebro, huesos, hígado, piel, etc.

Mantener un buen equilibrio de todas tus hormonas te permitirá no sólo la prevención de distintas enfermedades, sino que también reducir el riesgo del envejecimiento patológico. Y es aquí donde la testosterona cumple roles específicos como:

  • Mejora la calidad de tu piel.
  • Preserva tu masa ósea, es decir, previene la osteoporosis y fracturas.
  • Preserva tu masa muscular.
  • Reduce tu grasa corporal.
  • Mejora tu memoria y concentración.
  • Mejora tu estado de ánimo.
  • Reducción de los triglicéridos.
  • Refuerza el sistema inmune.
  • Preserva tu salud cardiaca.
  • Prevención de enfermedades metabólicas como diabetes.
  • Prevención de demencia y Alzheimer.
  • Mejora tu libido y potencia erectiva.

¿Por qué se produce un descenso de los niveles de testosterona?

Normalmente con la edad se produce un descenso gradual, sin embargo, hoy en día está acelerado y se produce cada vez a edades más precoces, por lo que se vuelve muy importante abordar aquellos factores que contribuyen a su disminución.

Uno de los principales factores son el exceso de grasa visceral, que puede estar asociado además a sobrepeso y obesidad.

El exceso de grasa visceral está íntimamente relacionado con la hiperinsulinemia y la resistencia a la insulina.

La hiperinsulinemia, no es otra cosa que la presencia de niveles elevados de insulina en tu sangre, lo cual puede conducir a resistencia a la insulina y ésta a su vez a mayor hiperinsulinemia, un verdadero círculo vicioso que es parte del origen de casi todas las enfermedades crónicas de la civilización.

Entre muchos efectos de la hiperinsulinemia sobre tu organismo está la reducción acelerada de tus niveles saludables de testosterona.

¿Cómo una hiperinsulinemia afecta a mi testosterona?

Los niveles constantemente elevados de insulina por una dieta alta en carbohidratos y la comida frecuente, va a llevar a un aumento en la producción de grasa y esta grasa aumenta tu grasa visceral y corporal.

Este aumento de tejido graso en tu cuerpo va a atrapar la testosterona, impidiendo que ejerza sus acciones benéficas.

La testosterona acumulada en la grasa se puede transformar en estrógenos (aromatización), los que se oxidan y están asociados a los signos y síntomas que vimos al principio de esta entrega.

El tejido graso en exceso es un órgano que produce distintas moléculas inflamatorias, también conocidas como citoquinas y esto lleva a un desequilibrio que mantiene un estado inflamatorio a nivel de todo tu organismo que empeora la resistencia a la insulina y ésta a su vez afecta a la testosterona.

¿Qué factores mantienen mis niveles de insulina elevados y por lo tanto disminuyen mi testosterona?

Todos los factores que aumentan la insulina van a estar relacionados con una baja testosterona, así como también otros factores muy relacionados con el estilo de vida y la nutrición como vamos a enumerar a continuación:

  • Consumo de carbohidratos refinados
  • Consumo de cereales refinados
  • Exceso de consumo de carbohidratos en general: cereales integrales, frutas, tubérculos, etc.
  • Consumo frecuente de alcohol.
  • Consumo de grasas inflamatorias como aceites refinados de semillas y grasas trans.
  • Bajo aporte de proteína.
  • Bajo aporte de grasas saludables y colesterol.
  • Consumo de productos comestibles procesados, ultraprocesados y “light”.
  • Algunos medicamentos, como estatinas, anticonceptivos, antidepresivos, etc.
  • Falta de actividad física.
  • Sobre-entrenamiento.
  • Estrés crónico.
  • Déficit en tus horas de sueño.
  • Leaky gut.
  • Infecciones crónicas: candidiasis, periodontitis, SIBO, etc.
  • No respetar ciclos circadianos.

¿Cómo podemos aumentar nuestra testosterona?

Antes de pensar en implementar una terapia de reemplazo hormonal bioidéntica, esto es, la administración de testosterona, primero el equipo médico se centrará en los factores de estilo de vida, donde la nutrición juega un rol importante, pero no es lo único como enumeramos a continuación:

  • RTC: reducción terapéutica de carbohidratos.
  • Aumento ingesta de grasas saludables: aceite de coco, ghee, mantequilla, yemas de huevo, palta, aceite de oliva, vísceras, pescados grasos.
  • Aporte proteico de fuentes naturales idealmente.
  • Ayuno intermitente bien formulado.
  • Ejercicios de fuerza y tonicidad muscular.
  • Ejercicio en ayuno.
  • Higiene del sueño.
  • Suplementación personalizada.

La terapia de reemplazo hormonal bioidéntica se instaura una vez controlados estos factores y el médico evaluará los niveles sanguíneos de tu testosterona para establecer la necesidad del reemplazo o no según hayas alcanzado los niveles óptimos con los factores enumerados.

𝐃𝐫. 𝐅𝐞𝐫𝐧𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐒𝐚𝐧𝐭𝐚𝐧𝐚 𝐕𝐢𝐥𝐥𝐚𝐠𝐫𝐚
Médico Cirujano – Universidad de Chile
Magister en Medicina Anti-envejecimiento de Longevidad Saludable – Universitat de Barcelona
Diplomado en Obesidad y Nutrición – Universidad de Chile
Certified Practitioner en Nutrición y Terapia Cetogénica y Low Carb High Fat, Nutrition Network Advisor Training y The Noakes Foundation, Sudáfrica.

𝐃𝐫. 𝐂𝐡𝐫𝐢𝐬𝐭𝐢𝐚𝐧 𝐔𝐛𝐢𝐥𝐥𝐚 𝐋𝐚𝐫𝐫𝐞𝐚
Cirujano Dentista – Universidad Estatal de Guayaquil
Especialista en Periodoncia e Implantología – Universidad Mayor de Santiago de Chile
Diplomado en Medicina Biorreguladora de Sistemas – Universidad Mayor de Santiago de Chile

Bibliografía:

  1. Hertoghe, T. (2010). The hormone handbook: A quick reference guide therapy for the Walton-on-Thames: International Medical Books.Bioavailable Testosterone Linearly Declines Over A Wide Age Spectrum in Men and Women From The Baltimore Longitudinal Study of Aging
  2. Wang C, Jackson G, Jones TH, Matsumoto AM, Nehra A, Perelman MA, Swerdloff RS, Traish A, Zitzmann M, Cunningham G. Low testosterone associated with obesity and the metabolic syndrome contributes to sexual dysfunction and cardiovascular disease risk in men with type 2 diabetes. Diabetes Care. 2011 Jul;34(7):1669-75. doi: 10.2337/dc10-2339. PMID: 21709300; PMCID: PMC3120209.
  3. Rao PM, Kelly DM, Jones TH. Testosterone and insulin resistance in the metabolic syndrome and T2DM in men. Nat Rev Endocrinol. 2013 Aug;9(8):479-93. doi: 10.1038/nrendo.2013.122. Epub 2013 Jun 25. PMID: 23797822.
  4. Han Y, Zhang Y, Cao Y, et al. Exploration of the association between serum uric acid and testosterone in adult males: NHANES 2011-2016. Transl Androl Urol. 2021;10(1):272-282. doi:10.21037/tau-20-1114
  5. Lapauw B, Kaufman JM. MANAGEMENT OF ENDOCRINE DISEASE: Rationale and current evidence for testosterone therapy in the management of obesity and its complications. Eur J Endocrinol. 2020 Dec;183(6):R167-R183. doi: 10.1530/EJE-20-0394. PMID: 33105105.
  6. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2016;71(9):1202-1209. doi:10.1093/gerona/glw021
  7. Cortés ME, Alfaro AA. The effects of hormonal contraceptives on glycemic regulation. Linacre Q. 2014;81(3):209-218. doi:10.1179/2050854914Y.0000000023
  8. Davis SR, Baber R, Panay N, et al. Global Consensus Position Statement on the Use of Testosterone Therapy for Women. J Clin Endocrinol Metab. 2019;104(10):4660-4666. doi:10.1210/jc.2019-01603

Avda. Las Condes 9460, oficina 1004, Las Condes, Santiago, Chile.

Contacto

Contacto

(56) 9 9324 4232

Email

Email

info@calevit.cl

Solicite su Cita

Solicite su Cita

Pida su Cita

WhatsApp chat