Vitamina A en metabolismo e inmunidad

La vitamina A es una vitamina liposoluble al igual que la D, E y K, y están normalmente presentes en los alimentos con contenido graso y por lo tanto su absorción será beneficiada con la ingesta de grasa.

Tienden a almacenarse en los tejidos grasos del cuerpo por largos períodos, lo cual, está relacionado con las reservas y necesidades del organismo.

La vitamina A es un término que engloba un conjunto de compuestos entre los que se conocen los retinoides y los carotenoides (pro-vitamina A).

Los retinoides se encuentran en 3 formas en la naturaleza: el retinol, el retinal y el ácido retinoico, y son los biológicamente activos.

Los carotenoides son un grupo de más de 500 diferentes compuestos, de los cuales el más importante por su potencial de conversión en vitamina A activa es el beta-caroteno.

La vitamina A preformada, que es el retinol palmitato, se encuentra principalmente en alimentos de origen animal, tales como las carnes, el hígado, la leche humana, la yema de huevo, mantequilla (1).

Los carotenoides pro-vitamina A, se encuentran en alimentos de origen vegetal, como vegetales de hoja verde y verduras con colores amarillos y anaranjados, sin embargo, hay que destacar que su capacidad de conversión en vitamina A activa es muy baja en el ser humano, por lo que siendo útiles como antioxidantes, no necesariamente contribuyen a aportar vitamina A activa (2).

La absorción de vitamina A y carotenoides comienza en el estómago, donde son liberadas de las proteínas consumidas.

La vitamina A presenta funciones clave para el organismo como son:

  • Mantener la visión normal.
  • Crecimiento y diferenciación celular.
  • Desarrollo del embrión y el feto.
  • Adecuada respuesta inmune.
  • Función de glándulas como la tiroides.
  • Síntesis de las células sanguíneas como glóbulos rojos, blancos, plaquetas, etc.
  • Adecuado balance energético.
  • Integridad y función normal de la piel.
  • Fortalece la función de la mucosa respiratoria.
  • Reparación de la barrera intestinal.
  • Protege de los patógenos virales al potenciar la función de los glóbulos blancos.
  • Modula el sistema inmune al favorecer la formación de linfocitos reguladores.
  • Prevención de alergias y enfermedades autoinmunes.
  • Prevención de alergias alimentarias.
  • Mantención de la salud ósea y de los cartílagos.
  • Modula la dopamina para la ansiedad y el estrés.
  • Prevención del cáncer.
  • Prevención de la ateroesclerosis, infartos e ictus.
  • Efectos antiinflamatorios y antitrombóticos.

Todas estas funciones son posibles al unirse la vitamina A activa a receptores en el núcleo de las células, lo cual activa genes específicos que van producir la síntesis de todas las proteínas que van ejercer estos efectos benéficos y muchos más (3).

En la sangre la vitamina A circula como retinol, el cual puede ser convertido a retinal y ácido retinoico, de acuerdo a los requerimientos metabólicos.

El hígado almacena del 80 al 90% de la vitamina A y mantiene los niveles en sangre relativamente constantes. Sin embargo, el indicador más usado del estatus de vitamina A es su concentración plasmática, que va en rangos desde 30 hasta 86 µg/dL, según la condición de salud del individuo (4-5).

En el estudio PRIME, que es un estudio prospectivo epidemiológico sobre infarto al miocardio, se observó que los bajos niveles de retinol plasmático estaban asociados con un aumento en el riesgo de eventos coronarios (infartos) (6).

Como la vitamina A se almacena en el hígado, una dieta escasa en vitamina A resulta eventualmente en reservas hepáticas bajas. Por lo tanto, la mejor forma de evaluar el estado nutricional de vitamina A es obtener un cálculo del nivel de vitamina A en el hígado. Desafortunadamente, este nivel sólo se puede medir con facilidad en la autopsia.

La determinación del nivel sérico de vitamina A es útil en estudios poblacionales. Los niveles de retinol sérico a menudo caen de las cifras normales de 30 a 50 µg/dL, a valores por debajo de 20 µg/dL. Los niños con daño ocular (xeroftalmía) casi siempre tienen niveles menores de 10 µg/dL, lo cual indica un agotamiento de las reservas del hígado (7).

Técnicas más avanzadas para conocer la reserva hepática existen, pero son mucho más complejas de realizar y no son de disponibilidad general, por ejemplo: la dosis relativa de respuesta y la dosis modificada de respuesta.

Lo más importante es comprender que un nutriente aislado no determina la mejora de la salud general, pero ciertamente su carencia puede tener un impacto profundo si no se considera dentro del gran concierto de factores para la prevención y la reversión de la enfermedad crónica, por lo que la evaluación de la historia clínica es fundamental a la hora de indicar la suplementación, las dosis y los ajustes en la ingestión de nutrientes.

𝐃𝐫. 𝐅𝐞𝐫𝐧𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐒𝐚𝐧𝐭𝐚𝐧𝐚 𝐕𝐢𝐥𝐥𝐚𝐠𝐫𝐚
Médico Cirujano – Universidad de Chile
Magister en Medicina Anti-envejecimiento de Longevidad Saludable – Universitat de Barcelona
Diplomado en Obesidad y Nutrición – Universidad de Chile
Certified Practitioner en Nutrición y Terapia Cetogénica y Low Carb High Fat, Nutrition Network Advisor Training y The Noakes Foundation, Sudáfrica.

𝐃𝐫. 𝐂𝐡𝐫𝐢𝐬𝐭𝐢𝐚𝐧 𝐔𝐛𝐢𝐥𝐥𝐚 𝐋𝐚𝐫𝐫𝐞𝐚
Cirujano Dentista – Universidad Estatal de Guayaquil
Especialista en Periodoncia e Implantología – Universidad Mayor de Santiago de Chile
Diplomado en Medicina Biorreguladora de Sistemas – Universidad Mayor de Santiago de Chile

Referencias Bibliográficas:

  1. https://lpi.oregonstate.edu/mic/vitamins/vitamin-A
  2. Tang G. Bioconversion of dietary provitamin A carotenoids to vitamin A in humans. Am J Clin Nutr. 2010;91(5):1468S-1473S. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2854912/
  3. Brossaud J, Pallet V, Corcuff JB. Vitamin A, endocrine tissues and hormones: interplay and interactions. Endocr Connect. 2017;6(7):R121-R130. Published 2017 Aug 9. doi:10.1530/EC-17-0101
  4. Li H, He P, Lin T, Guo H, Li Y, Song Y, Wang B, Liu C, Liu L, Li J, Zhang Y, Huo Y, Zhou H, Yang Y, Ling W, Wang X, Zhang H, Xu X, Qin X. Association between plasma retinol levels and the risk of all-cause mortality in general hypertensive patients: A nested case-control study. J Clin Hypertens (Greenwich). 2020 May;22(5):906-913. doi: 10.1111/jch.13866. Epub 2020 Apr 30. PMID: 32352642.
  5. Xie L, Song Y, Lin T, Guo H, Wang B, Tang G, Liu C, Huang W, Yang Y, Ling W, Zhang Y, Li J, Huo Y, Wang X, Zhang H, Qin X, Xu X. Association of plasma retinol levels with incident cancer risk in Chinese hypertensive adults: a nested case-control study. Br J Nutr. 2019 Aug 14;122(3):293-300. doi: 10.1017/S000711451900120X. Epub 2019 Jul 29. PMID: 31352906.
  6. Gey KF, Ducimetière P, Evans A, Amouyel P, Arveiler D, Ferrières J, Luc G, Kee F, Bingham A, Yarnell J, Cambien F. Low plasma retinol predicts coronary events in healthy middle-aged men: the PRIME Study. Atherosclerosis. 2010 Jan;208(1):270-4. doi: 10.1016/j.atherosclerosis.2009.07.018. Epub 2009 Jul 14. PMID: 19660753.
  7. http://www.fao.org/3/w0073s/w0073s00.htm#Contents

Avda. Las Condes 9460, oficina 1004, Las Condes, Santiago, Chile.

Contacto

Contacto

(56) 9 9324 4232

Email

Email

info@calevit.cl

Solicite su Cita

Solicite su Cita

Pida su Cita

WhatsApp chat